Infiernos Particulares PDF

Viamistica.es Infiernos Particulares Image

Desde 1833 la Universidad se encontraba funcionalmente paralizada. En 1905 Porfirio Díaz separó el inisterio de Justicia del de Instrucción Pública y ya constituida la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes quedó a cargo de Justo Sierra quien señalaba que el país entrañaba un problema educativo y uno de los objetivos que se planteó para subsanarlo fue establecer las condiciones para estructurar los estudios superiores en México, alcanzado el 26 de abril de 1910 cuando presentó su proyecto de refundación de la Universidad. Este volumen reproduce el discurso que Justo Sierra pronunciara el 22 de septiembre de 1910, en él vierte “el ideario de lo que debería ser la nueva Universidad. En su concepción estaban implícitos la promoción del desarrollo integral de los jóvenes, el fortalecimiento de la voluntad sin egoísmos y, sobre todo, ‘que se enseña a investigar y a pensar investigando y pensando’, para nutrir la enseñanza… Leer y releer este texto no sólo permite evocar un momento cumbre de nuestro pasado: también induce, y ésa es la intención, a reflexionar sobre el presente de la Universidad para incursionar lúcidamente en el futuro.”

INFORMACIÓN

TAMAÑO DEL ARCHIVO
7,90 MB
ISBN
9789703253883
AUTOR(A)
Eduardo Uribe
FECHA
2012
NOMBRE DEL ARCHIVO
Infiernos Particulares.pdf

Descubre el libro de Infiernos Particulares con viamistica.es. Lea el PDF de Infiernos Particulares en su navegador de forma gratuita. Regístrate y descarga Infiernos Particulares y otros libros de Eduardo Uribe.

DESCARGAR
LEER EN LINEA
Infiernos - significado de infiernos diccionario

INFIERNOS PARTICULARES, EDUARDO URIBE, $119.00. La falsedad de los lazos familiares, la lucha por el poder a costa siempre de la dignidad del otro, la destrucción d...

Catecismo de la Iglesia Católica, Primera parte, Segunda ...

Seguimos la trepada directa hacia el Infierno Norte, llegando a una zona menos complicada y sin peligro de caídas al vacío. Ya solo nos queda coronar los Infiernos y hacernos las fotos de rigor. Y por fin, coronando los Infiernos, (izq.)Carlos, (derch.)Fernan y en el centro yo Ahora para terminar, unas fotos de los tresmiles que nos rodean.

LIBROS RELACIONADOS